Pierina

Barrick colaboró en el rescate de personas fallecidas en deslizamiento ocurrido en Perú

30/04/2009

Imagen foto_00000001
Barrick ayuda en rescate

Barrick respondió al pedido de autoridades y de la comunidad afectada para brindar apoyo con brigadistas del Sistema de Respuesta de Emergencia de la mina Pierina.

Fueron necesarias más de diez horas de movimiento de tierra y escombros para rescatar los cuerpos sin vida de los integrantes de una familia que fallecieron como consecuencia del deslizamiento de los cerros Molino Catác y Tuctar Pucro, en el caserío de Rampac Grande, en la comunidad campesina de Ecash, Provincia de Carhuaz. El suceso ocurrió el sábado 25 de abril.

Barrick respondió al pedido de autoridades y de la comunidad afectada para brindar apoyo con brigadistas del Sistema de Respuesta de Emergencia y el envío de tres equipos pesados que se sumaron a otras dos unidades de la Municipalidad Provincial de Carhuaz y a un conjunto de voluntarios de instituciones, como la Policía Nacional del Perú, Bomberos, Defensa Civil, entre otros.

Agustín Vásquez, Superintendente de Relaciones Comunitarias, destacó el trabajo de cada uno de los rescatistas de la Mina Pierina, quienes pusieron todo su empeño y esfuerzo en las operaciones de rescate. Asimismo, se preparó una olla común con la finalidad de alimentar a los participantes en las operaciones y comunidad en general.

“Todas las áreas de Minera Barrick y Sistema de Respuesta de Emergencia (SRE) actuaron con prontitud y coordinación, sin descuidar la seguridad y continuidad de nuestro proceso productivo. La vocación de servicio y ayuda desinteresada pocos la tienen pero debemos estar orgullosos que mucho personal de Barrick estuvieron presentes” dijo Ronald Carbonell, responsable del SRE.

El sábado 25 de abril, cerca de las 10.30 de la mañana, un fuerte ruido alertó a los campesinos de la zona, quienes huyeron del lugar al observar la caída de tierra y rocas. No corrieron la misma suerte Leocadio Chauca Rodríguez (44), su esposa Margarita Santillán Apolinaria (34) y sus dos hijas menores, Kenlli (6) y Yalecza Chauca Santillán (3), quienes perecieron. Además, Gaudencia Huerta permanece como desaparecida. En total, fueron sepultadas nueve viviendas y hubo similar número de familias damnificadas.