Chile

Barrick presenta casos de éxito en importante conferencia en Europa sobre sostenibilidad

04/05/2009

Imagen foto_00000001
Compromiso Atacama

Durante el evento, algunas operaciones de Barrick, como Pierina, en Perú, y Bulyanhulu, en Tanzania, fueron destacadas como ejemplos de responsabilidad y éxito en materia de vinculación social para favorecer el desarrollo de las comunidades ubicadas en zonas mineras.

Los proyectos de desarrollo social integrales que Barrick lleva adelante en las comunidades vecinas a sus operaciones y proyectos en Sudamérica, así como los alcances de la alianza multisectorial Compromiso Atacama y las características del proceso de cierre de la mina El Indio, fueron los temas de la presentación que Barrick realizó recientemente en la conferencia internacional Minería Sostenible, foro organizado por la Cámara Minera de Galicia en Santiago de Compostela, en La Coruña (España).
La conferencia reunió a reconocidos expertos de países europeos y de otras zonas, como Estados Unidos y Canadá, además de empresas especializadas en distintos ámbitos de la gestión ambiental, organizaciones no gubernamentales y asociaciones dedicadas a implementar programas de desarrollo social en zonas con activa presencia minera, como es el caso de varios de los países de América Latina.
La actividad minera en América Latina, por sus dimensiones, ocupó un lugar central en la mayor parte de los paneles de la conferencia. Barrick presentó sus casos precisamente en el espacio dedicado a minería y comunidades. Con presencia en tres países de América del Sur (Argentina, Perú y Chile) y otro en la zona del Caribe (República Dominicana), la experiencia de la empresa en materia de vinculación social con las poblaciones vecinas a sus operaciones y proyectos constituye un activo importante para la evolución de la minería moderna en esta zona del mundo. En total, Barrick, empresa líder mundial en la producción minera aurífera, tiene presencia en cinco continentes.

Espacios de aprendizaje
Al participar, la industria minera también escucha cómo ven otros estos temas, aprende acerca de las mejoras prácticas de otros actores y se mantiene en contacto con las preocupaciones de la sociedad civil. Todos nos empobreceríamos si ignorásemos estas oportunidades de aprendizaje”, dijo Julie Gelfand, conferencista y vicepresidenta del área de desarrollo sostenible de la Asociación Minera de Canadá, al valorar la participación de Barrick en foros dedicados a la sostenibilidad de la actividad.
El foro, que durante los tres días que duró contó con un nutrido marco de público, fue una buena puesta al día sobre los avances de las principales empresas mineras y otras organizaciones ligadas al sector en aras de un ejercicio de la actividad sujeto a estándares de calidad cada vez más exigentes. Los paneles de la conferencia fueron los siguientes: comunidades; seguridad y salud; ordenación del territorio; gestión ambiental; innovación tecnológica y, finalmente, inversiones y empresas. Por su posición de liderazgo en la minería aurífera, Barrick fue la principal empresa minera en la conferencia.
“Creo que el mundo del ambientalismo, en general, está mucho mejor informado acerca de la minería de lo que estaba hace una década. En buena parte esto ha sido posible gracias al diálogo entre los ambientalistas y el mundo minero que éste último, precisamente, ha impulsado. En consecuencia, creo que la participación de empresas mineras senior como Barrick en conferencias como ésta es algo bueno para la industria minera, el mundo del ambientalismo y la sociedad en su conjunto”, dijo John E. Tilton, profesor de la cátedra de economía de minerales del Centro de Minería de la Escuela de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile y uno de los conferencistas del foro en España.

Agente exitoso de desarrollo social   
En el plano social, varias operaciones de Barrick fueron destacadas como ejemplos positivos. Por ejemplo, el experto Ricardo Castroviejo, de la Escuela de Ingeniería de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid y miembro de la red DESIR (Desarrollo Sostenible-Ingeniería-Recursos Naturales), señaló las minas Pierina, en Perú, y Bulyanhulu, en Tanzania. Ambas fueron destacadas como casos exitosos de vinculación con sus entornos humanos inmediatos y por su apoyo al desarrollo sustentable de las comunidades en las zonas aledañas. Tras más de diez años de actividad, la mina Pierina, en la región de Ancash, se encuentra ya próxima al fin de su ciclo de vida productiva, de manera que los efectos positivos de una década de trabajo responsable son palpables para todos los actores.
“En contextos diferentes, ambas situaciones muestran una actitud positiva ante el entorno humano. Han tenido la inteligencia de querer enterarse del medio en el que trabajan y actuar en aspectos básicos. En África (Bulhanhulu), en zonas donde apenas llega el Estado, se observa la dotación de infraestructuras sociales por la mina (comunicaciones, sanidad, etc.), lo que contribuye a un desarrollo humano positivo. En América (Pierina), donde el Estado está más estructurado, sigue habiendo grandes lagunas en algunas regiones, así que la contribución de la mina es eficaz para el desarrollo de las comunidades y para el sector minero, ya que da una imagen positiva de la actividad”, dijo Castroviejo.

LOS CASOS PRESENTADOS
Cuncashca: modelo de desarrollo integral en Perú
Los proyectos integrales de desarrollo son uno de los pilares del trabajo de Barrick para promover el desarrollo en las comunidades vecinas a sus proyectos y operaciones. Se trata de unidades productivas de beneficio comunitario que integran las tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, social y ambiental. La ponencia en Santiago de Compostela se concentró en el caso del proyecto Cuncashca, en Perú. Esta iniciativa, que en 2006 recibió el Premio a la Excelencia en Responsabilidad Social y Corporativa otorgado por la Asociación de Exportadores y Manufactureros de Canadá y la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, funciona hoy como una planta de productos lácteos que ha ampliado el horizonte económico de la comunidad de una manera sostenible.

Compromiso Atacama: una alianza inédita en Chile
Compromiso Atacama, a su vez, es una alianza multisectorial inédita en Chile, que involucra a Barrick, varias de las ONG más importantes del país e instituciones del sector público. El objetivo es favorecer, a través de un amplio abanico de iniciativas, el desarrollo social de la Región de Atacama con iniciativas que irán en beneficio directo de las personas más desfavorecidas. En una primera etapa, beneficiará a unos 4.000 habitantes. La alianza, que está abierta a sumar nuevos integrantes, tanto del sector público como del privado, significa la puesta en marcha de una serie de iniciativas de alto impacto social y de distintos ámbitos: desde apoyo para el primer centro de rehabilitación infantil de la zona, educación digital en escuelas rurales y ayuda habitacional para los sectores más pobres hasta trabajo de jóvenes profesionales para implementar programas económicamente sustentables. El horizonte para la implementación total de cada una de estas iniciativas varía entre tres y cinco años.

El Indio: un modelo ejemplar de cierre minero
La mina El Indio, ubicada en el valle del Elqui, Chile, empezó a producir en 1979 y fue adquirida por Barrick en 1994. A pesar de que la manera de realizar un cierre minero no estaba normada por la legislación chilena en 2002 (en la actualidad hay un proyecto de ley), para Barrick, de acuerdo con sus estándares medioambientales, era imperativo ejecutar un programa que diera garantías de que esta operación se haría en armonía con el entorno. Así quedaba asegurada la sustentabilidad de las comunidades cercanas, principalmente dedicadas a la actividad agrícola, y de las ciudades de La Serena y Coquimbo. Barrick presentó un plan de cierre voluntario. Se suscribió un acuerdo en el que participaron las autoridades regionales y todos los actores sociales involucrados en las comunidades del valle del Elqui. Del mismo modo, se diseñó un completo programa de seguimiento ambiental en conjunto con los servicios públicos y representantes del valle que consideró como eje principal el monitoreo de la estabilidad física y química de las aguas del río Malo y la estabilidad física de las estructuras mineras en el sector rehabilitado del valle. 
 
Además