Zaldívar

Barrick Zaldívar apoya reconstrucción del Santuario de La Tirana

18/07/2011

El Arzobispo de Iquique recordó y oró por los trabajadores de Zaldívar, especialmente por aquellos devotos que este año no pudieron asistir a la fiesta por motivos de trabajo, enviándoles la bendición de la Virgen María.

Imagen foto_00000001

En medio de la gran fiesta de La Tirana, nuestra Compañía se reunió con el Arzobispo de Iquique, Monseñor Marcos Ordenes, para hacer presente un acuerdo de colaboración que finalice la remodelación del histórico Santuario en honor a la Virgen María, que pretende rescatar las tradiciones y rituales que envuelven a esta fiesta Católica.

La reconstrucción de este templo, que lleva 13 años en ejecución, está apoyada por el Gobierno Regional de Tarapacá y empresas privadas, a las que se ha sumado Barrick Zaldívar como una forma de hacer minería responsable con el rescate de la identidad del norte grande de Chile.

La ayuda entregada por nuestra Compañía fue utilizada en la construcción de una capilla bautismal, la edificación de un subterráneo que será utilizado como capilla y como museo histórico y multimedia, que resguardará las tradiciones y rituales de la festividad. De la misma forma, parte de los fondos donados fueron en ayuda de la Fundación Niños de La Huella, donde se podrá construir un jardín infantil para hijos de estudiantes en Iquique.

"Agradecemos profundamente el apoyo brindado por Barrick Zaldívar, tanto la ayuda a la Fundación Niños de La Huella, como a la reconstrucción del Templo de La Tirana y su memoria histórica. Creo que cuando intentamos fortalecer la identidad del Norte de Chile, fortalecemos la cultura de un país y su futuro" destacó Monseñor Marcos Ordenes.

Carlos Gálvez, Gerente de Administración de Barrick Chile, destacó el importante trabajo patrimonial que está desarrollando el Arzobispado de Iquique, "como Compañía creemos que el rescaté de la historia y tradiciones del Norte de Chile es vital para el futuro. Además, gran parte de nuestros trabajadores tienen un especial lazo con esta fiesta y con la Virgen de La Tirana, y es por ello que hemos querido estar presentes" señaló el ejecutivo.

Este año la fiesta a la virgen congregó a más de 200 bailes religiosos y a 200 mil personas, entre los que también asistieron trabajadores de nuestra Compañía. Pero para aquellos trabajadores que no pudieron asistir por encontrarse en turno, el Arzobispo de Iquique les envió el siguiente mensaje;

"En esta especial fiesta, hay un recuerdo permanente por aquellas personas que no han podido asistir a saludar a la Virgen. Hemos hecho una oración por ellos, especialmente por los trabajadores de Zaldívar, a quienes recordamos y por los que rezamos. Por ellos y por sus familias, los encomendamos al amor de la virgen María".