Pascua-Lama

Comunidad local participa en los monitoreos de agua de los ríos que rodean el proyecto Pascua-Lama

05/03/2009

El compromiso de Barrick es asegurar que no se produzcan impactos significativos en los usuarios de agua de los valles en Argentina y Chile, tanto en términos de calidad como de cantidad de este elemento.

Para lograr esto, el proyecto Pascua – Lama cuenta, desde septiembre de 1981, con datos recopilados por más de cinco años sobre la base de mediciones de calidad y cantidad en los cursos de agua que rodean el proyecto, además de la información que tienen las autoridades competentes, nacionales y regionales. 

Barrick está permanentemente realizando monitoreos para incrementar esta línea base, cuyos datos han sido revisados por profesionales independientes reconocidos internacionalmente así como por la Junta de Vigilancia del Río Huasco, que representa a los más de dos mil agricultores y regantes del área. La empresa mantiene las puertas abiertas para que la comunidad local participe de estos monitoreos y vea con sus propios ojos qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo. 

Al respecto, Claudio Páez, presidente de la Asociación ce Crianceros de El Corral (AG), quien participó de uno de los monitoreos, se mostró muy satisfecho con el trabajo de Barrick: “me voy muy impresionado con todo lo que está haciendo Barrick, porque lo más importante para nosotros es la no contaminación del agua, no destruir los glaciares, y no tener problemas con el agua, que siempre haya el caudal que tenemos”. 

Igual opinión tuvo Luis Paredes, presidente de la Junta de Vecinos de El Corral: “es algo que estábamos solicitando desde hace tiempo,  porque no sabíamos realmente cómo era, y de acuerdo a lo que vimos nosotros en terreno, no tengo ninguna duda, creo que se está trabajando con transparencia, se está trabajando bien”. 

Una vez que el Proyecto entre en operación, Pascua-Lama efectuará un extenso programa de monitoreo y manejo de calidad del agua, que incluye treinta puntos automatizados que proporcionarán datos en tiempo real a las autoridades y al público en general.

La calidad del agua que sale de la propiedad de Barrick será inspeccionada, controlada y auditada en forma independiente unos treinta kilómetros aguas abajo del proyecto y unos quince kilómetros aguas arriba de la población más cercana, con el fin de cumplir con los estándares de calidad de agua previstos por la ley.