Pierina

Con fondo minero de Barrick se mejoran viviendas en seis comunidades

27/02/2009

Imagen foto_00000001
Trabajador junto a pobladora

Mil doscientos cincuenta pobladores pertenecientes a seis comunidades que se ubican en el ámbito de influencia de la Mina Pierina, propiedad de Barrick en Ancash (Perú), están siendo beneficiados con el Programa de Mejora de la Calidad de Vida y Promoción del Desarrollo Sostenible. Esta iniciativa se financia con recursos del aporte de solidaridad minera Barrick y se implementa a través de la Asociación Civil Neoandina en convenio con la Municipalidad Distrital de Jangas y con la participación de los moradores, que contribuyen con la mano de obra.

El programa consiste en el cambio integral de la cobertura de techo de las viviendas, que tradicionalmente emplean tejas andinas elaboradas con arcilla. Este tipo de tejas colapsa como consecuencia del tiempo y las condiciones climatológica de la zona de sierra, donde son frecuentes las lluvias intensas que aceleran el envejecimiento de los materiales.

Las viviendas están en los caseríos de Quitapampa, Mareniyoc, San Isidro de Pacollón, Huecho, Cuncashca y Ramón Castilla, donde el trabajo se realiza en forma paulatina. En el Caserío de Mareniyoc, que comprende al sector de Quitapampa, se llevó a cabo la inauguración de 106 viviendas mejoradas, en una ceremonia que contó con la asistencia de Wilder Hinostroza, alcalde del distrito de Jangas; representantes del Fondo Minero Barrick y de la mina Pierina, así como de pobladores en general.
Juan Narro, integrante del equipo de relaciones comunitarias de Barrick en la mina Pierina, explica que, en un taller participativo, los comuneros priorizaron la necesidad del cambio de sus techos y de mejorar, en general, sus viviendas. Esto, sobre todo, al considerar que las infraestructuras están construidas en barro, lo que constituye un riesgo para la seguridad de sus familias.
Marco Castromonte Ávila, poblador de Mareniyoc, comentó que anteriormente en las viviendas había goteras y los niños padecían constantemente de gripe y enfermedades bronquiales debido a la persistente humedad en los ambientes, por lo que agradeció el  apoyo para la ejecución de los trabajos. Parte de este proyecto de viviendas comprende, además, la autoconstrucción de casas que se lleva a cabo en los caseríos de Tinyash y Antahurán.

En Tinyash se ha concluido la construcción de diez viviendas y en Antahurán se ha realizado la plataforma de la nueva urbanización que estará ubicada aproximadamente a un kilómetro y medio del lugar actual. Esta última obra ayudará a solucionar un grave problema de seguridad en el lugar, ya que este caserío está sobre una falla geológica en la que se producen constantes deslizamientos de tierra que ponen en riesgo la vida de los moradores.

Para la realización del proyecto, el Fondo Minero Barrick contribuye con materiales y dirección técnica;  el gobierno local aporta las respectivas autorizaciones para la construcción y los pobladores suman la mano de obra.

Video