Zaldívar

Director Ejecutivo de CONAF: “Vemos con mucho interés el que Barrick extienda la frontera agrícola en condiciones tan extremas como es el desierto de Atacama”

27/06/2012

Eduardo Vial, director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, entrega estas declaraciones mientras participa de un importante seminario que trató temas relacionados con los biocombustibles, instancia donde además, se lanzó de la segunda edición del libro “Cultivos Energéticos”.

Biodiesel ZaldívarTras la relevancia que han cobrado los temas relacionados con los biocombustibles, en junio se llevó a cabo el seminario "Biofuel Summit 2012: Encuentro para la industria del Biocombustible".  Compuesto de un panel experto, los profesionales expositores, dieron cuenta del panorama internacional y nacional en esta materia, tanto desde el punto de vista tecnológico como energético, ambiental, entre otros.

Cabe recordar, que hace un par de semanas, Barrick inauguró la primera Estación Experimental Minera para el Desarrollo de Cultivos Agro Energéticos (CEADA), en la mina Zaldívar de Antofagasta, ubicado en pleno desierto de Atacama, a 3.000 metros de altura.

"No existen antecedentes de proyectos similares, considerando la altura y condiciones agroclimáticas. Lo más cercano puede considerarse Sahara Forest Projet, que pretende reforestar parte del desierto más grande del mundo, bajo un concepto de sostenibilidad, señala Manuel Paneque, investigador de la Universidad de Chile, que lidera el proyecto.

Además de participar como experto en el Seminario, Paneque  aprovechó de lanzar la segunda edición del libro "Cultivos energéticos". El investigador es editor de dicha publicación, donde varios autores han ayudado a explicar todo el tema de los biocombustibles, el que ya es parte de los proyectos de la mina Barrick.

Dicho proyecto tiene como objetivo central  la producción de biomasa a partir de especies vegetales establecidas en sistemas desérticos de altura. "Como Corporación Nacional Forestal, vemos con mucho interés este proyecto, considerando el desafío que significa extender la frontera agrícola en condiciones tan extremas como es el desierto de alturas, además, con especies potencialmente aprovechables para uso energético", dice Eduardo Vidal, Director Ejecutivo de CONAF.

El ejecutivo advierte, además, que son muchos los aspectos que, sin duda, van a marcar un precedente con esta iniciativa, más aun si se cumplen con éxito los objetivos establecidos. "Estamos hablando de generar clones adaptados a condiciones extremas, reutilización de aguas, desarrollo tecnológico asociado a la generación de biocombustibles y, un aspecto no menor, es la utilización de tierras que actualmente se encuentran sin uso y, en el mayor de los casos, en proceso de degradación".

Por último, Vial señala que la particularidad, relevancia y gran contribución de este proyecto es sin duda, lograr con éxito el establecimiento de cultivos con especies adaptadas a condiciones extremas y potencialmente aprovechables para fines energéticos. "La contribución no sólo se daría al ampliar la frontera agrícola y/o forestal, sino que en términos ambientales, lograríamos combatir de manera efectiva el fenómeno de la desertificación aportando, complementariamente, en la inyección de biocombustible (sólido y líquido) a la matriz energética. En términos socio-económicos,  ello podría significar nuevas oportunidades de empleos y negocios asociados a los procesos de transformación y aprovechamiento de la materia prima".