Veladero

Presentan positivo informe sobre impacto de Veladero en economía de San Juan

25/09/2009

En la conferencia “Desarrollo humano en zonas mineras. El caso de la provincia de San Juan y la mina Veladero” fueron expuestos los resultados de un estudio que pone en evidencia cómo la puesta en marcha de la mina dinamizó notablemente la actividad socioeconómica de la provincia. Un panel multidisciplinario analizó las conclusiones del informe desde diferentes áreas relacionadas con la producción y el desarrollo social.

Imagen foto_00000001

El trabajo, recientemente presentado también en Buenos Aires y de acceso público a través de la página web www.malthus.cl, fue realizado por la consultora chilena Malthus. En sus páginas se detallan cifras y estadísticas, indicando su síntesis que en el período 2003 -2008 (incluyendo las etapas de construcción e inicio de producción de la mina) se evidenciaron impactos positivos en las inversiones, en el PBI (Producto Bruto Interno) generado por la provincia, en el crecimiento de las exportaciones, en el empleo, en la industria, en la disminución de la pobreza y en la recaudación tributaria provincial.

El programa de la conferencia incluyó la presentación detallada de estos resultados y el análisis de los mismos en la voz de un panel multidisciplinario, integrado por Pablo Goldin, economista socio del estudio M&S Consultores (Melconián y Santángelo); el periodista Ricardo Palacios, conductor del programa televisivo Agro & Negocios; el arquitecto Carlos Pujadas, director del Instituto de Desarrollo Sostenible de la Universidad Católica de Cuyo; y el economista Raúl Benítez, ministro de la Producción del Gobierno de San Juan.

El evento, cuyo moderador fue el periodista Ricardo Olivera, contó demás con una introducción a cargo de Rodrigo Jiménez, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Barrick Sudamérica, y de Cristian Parra, representante de la consultora Malthus, quien tuvo a cargo la presentación de los resultados del estudio mencionado.

Algunos comentarios de los expositores
Carlos Pujadas expresó beneplácito por el aporte que el estudio de Malthus representa para el ámbito académico. "En la universidad nos alegra contar con este nuevo material para estudiar –dijo-, compuesto por datos fundamentados y bien presentados. Nos parece saludable que las empresas, como Barrick en este caso, tomen estas iniciativas de análisis minucioso acerca de sus acciones. Nuestra propuesta es que se continúen elaborando estos sistemas de indicadores, que nos facilitan la tarea de leer más claramente los avances en desarrollo sostenible. A la vez, nos ayudan a convencernos más aún de que la responsabilidad de favorecer el desarrollo sostenible en las comunidades la tienen que asumir no sólo la empresa en cuestión, sino también el gobierno y la propia sociedad, que debería mostrarse proactiva y protagonista ante las oportunidades que se presentan".

Pujadas también se refirió al valor comunicacional que supone la difusión del estudio: "Como ha dicho Peter Drucker (teórico del management), si bien hasta hace algunos años el éxito de las organizaciones dependía del secreto, hoy el éxito depende de la transparencia. Por ello, esta información que nos ofrece Barrick marca la evolución que esperamos todos los actores sociales: la disponibilidad de datos ciertos y serios nos permite mejorar las decisiones", expresó el investigador.

Por su parte, Raúl Benítez brindó una detallada exposición acerca de la dinamización de la economía local gracias al aporte de la minería, y cómo ésta debe integrarse a la matriz económica sanjuanina para que siga creciendo en los niveles verificados hasta ahora. "Nuestra política apunta al Desarrollo Local como estrategia, y la minería es un claro ejemplo en este sentido. Esto se debe a que esta actividad nos ha mostrado un gran dinamismo en cuanto a generación de encadenamientos productivos y altos índices de crecimiento económico", dijo.

Acto seguido, el ministro puntualizó que las bases necesarias para que este desarrollo sea sustentable son la seguridad y el orden jurídico, las reglas claras y transparentes, el respeto por el Plan Estratégico Provincial (ley 8014) y la paz social. "San Juan es pródigo en recursos naturales y en recursos humanos de excelencia. Estos factores, sumados a un adecuado nivel de infraestructura y solidez fiscal, sientan las bases para un inmejorable futuro minero, rubro que nos asegura demandas estables a largo plazo, contratos competitivos y exigencias tecnológicas permanentes. En términos de responsabilidad social, este crecimiento se traduce en desarrollo humano e incremento del capital social", concluyó.

Cristian Parra, investigador de la consultora Malthus, describió el proceso que llevó la confección del estudio. "Barrick nos planteó la necesidad de analizar qué ha ocurrido en San Juan en términos sociales y económicos desde los inicios del proyecto Veladero –expresó-. Se comenzó considerando algunas evidencias empíricas acerca de cambios en la provincia en cuanto a mayor actividad económica, llegada de trabajadores y un abanico de expectativas generales con respecto a la gran minería. El estudio se inició el primer semestre de 2008 y la redacción final se concluyó en el primer trimestre de 2009".

Parra se mostró optimista al referirse al panorama que muestran los números con respecto a San Juan y su porvenir minero. "Creo que hoy San Juan está en una coyuntura socioeconómica muy importante, dado que todos los indicadores, incluso de desarrollo humano, muestran una tendencia positiva a partir del desarrollo minero. Si esto se pudiera sostener por los próximos 5 a 10 años, sin duda San Juan será líder en Argentina, muy por encima de las demás provincias. Cabe destacar que, si asumimos esta hipótesis como verdadera, el progreso explosivo de San Juan no tendría inclusive por qué depender de las diferentes épocas políticas. Es un crecimiento genuino".

Finalmente, Rodrigo Jiménez, en su carácter de anfitrión, habló del enfoque de Barrick para hacer minería. "La minería responsable es parte de nuestro ADN. Es algo que nos guía desde los procesos de exploración hasta el cierre de las operaciones. Por eso es importante realizar estos análisis, que dan testimonio de los resultados altamente satisfactorios de esa gran responsabilidad con la sociedad, con el medio ambiente y con nuestros inversionistas. El concepto de minería responsable es primordial para la sustentabilidad de nuestra actividad: nos compromete con la mano de obra local (en veladero el 98% de los empleados son argentinos), con el desarrollo de proveedores locales y, fundamentalmente, con las comunidades que nos rodean, lo cual tiene un impacto real en el mediano y largo plazo".

Lo que destaca el informe de Malthus
-El primer efecto notable que muestra el estudio tiene que ver con la confianza que depositó Barrick en la economía argentina, la que en 2002 se mostraba fuertemente retraída por causa de la crisis que vivía el país. En este sentido, la inversión realizada para la construcción de Veladero, estimada en aproximadamente U$S 600 millones, representó nada menos que el 36% del total de Inversión Extranjera Directa en la Argentina en el año 2003 (U$S 1.659 millones).

-Malthus hace mención a la participación del Producto Bruto Interno (PBI) de San Juan en el PBI nacional, el que en 2003 era de 0,84% y ya para el año 2004 –tiempo que coincide con el inicio de la construcción de la mina- aumentó a 0,94%, con un pico en 2006 -año en que Veladero ya estaba en producción- de 1,03%. Por si fuera poco, el impacto de Veladero representa un 23,1% del PBI de la provincia, considerando un efecto directo de 10% (valor agregado que genera en su sector) y un 13,1% indirecto (el que se genera por el encadenamiento productivo con las demás actividades económicas locales). La mayor actividad económica se refleja en el incremento de la recaudación tributaria en la provincia, la que aumentó de U$S 22,5 millones a U$S 102,5 millones entre los años 2002 y 2007.

-El estudio destaca que en 2007 Veladero realizó en la economía local compras por U$S 313 millones, cifra equivalente al 22% de las ventas de toda la industria manufacturera de San Juan. En cuanto al reflejo de la mina en la balanza de comercio exterior, al año 2007 San Juan totalizó exportaciones industriales por U$S 457 millones contra U$S 56 millones en 2003, lo que permitió que la provincia pasara de ocupar el puesto 13 en el ranking nacional de exportaciones industriales en 2003, a situarse en el puesto 5 en 2008, con una proyección sostenida de crecimiento para el año 2010. En 2008, la producción de piedras y metales preciosos (Veladero) representaba nada menos que el 48,4% del total provincial, lo cual significaba en ese momento un aporte de U$S 466,7 millones sobre el total de U$S 964,5 millones (precios FOB). El punto de inflexión se refleja en los datos de 2005 - 2006, cuando las cifras de exportaciones de San Juan crecieron de U$S 274,3 millones a U$S 671,2 millones, diferencia fuertemente impulsada gracias a la primera exportación de metales de Veladero (U$S 332,5 millones).

-Este escenario mejoró la situación de San Juan en el contexto regional y nacional: en 2007 la provincia representó el 54,3% de las exportaciones de la zona de Cuyo (versus un 11% en 2003), y pasó de ocupar el puesto 21 a situarse en el 12 entre las provincias argentinas medidas por sus exportaciones. Esto significa que San Juan pasó de tener una participación del 0,49% en el total de exportaciones nacionales en 2003, a un 1,30% en 2007, cifra integrada por un 0,61% (casi la mitad) correspondiente a la producción de Veladero.

-Es particularmente importante la demanda de productos financieros a partir de 2005, pasando de U$S 101,1 millones prestados por los bancos a particulares y empresas, a U$S 238,9 millones en 2008. Además, los préstamos financieros han crecido más rápido en la provincia que en el promedio de Argentina. Esto es una clara manifestación de la confianza del sistema en los actores económicos locales, en virtud de las evaluaciones de riesgo que analizan la calidad de los ingresos y activos monetarios, su estabilidad y proyección.

-El trabajo destaca que "las actividades de Veladero tienen un bajo impacto desde el punto de vista del uso de la tierra y del agua disponible para actividades agrícolas. Por un lado, la superficie afectada por Veladero no supera las 25 hectáreas (ver Reporte de Sustentabilidad de Barrick 2007, disponible en www.barricksudamerica.com), lo que es similar al 0,3% del área cultivada en Iglesia y Jáchal". Al mismo tiempo, Veladero utiliza en su proceso productivo cerca de 0,6 HM3 de agua por año, equivalente a un 0,12% de la estimación de derrame para el 2009 del río Jáchal (Departamento de Hidráulica de San Juan).