Pascua-Lama

Proyecto Pascua-Lama seguirá el ejemplo de la mina Veladero en Argentina en el trabajo con la comunidad

17/10/2007

A dos años del comienzo de las operaciones en la mina Veladero, en Argentina, Barrick valoró la contribución en materia de proveedores locales y otros ámbitos que su actividad genera en las zonas vecinas a sus minas y proyectos.

SANTIAGO.- Con motivo de los dos años de operaciones de la mina Veladero, propiedad de Barrick y ubicada en la provincia argentina de San Juan, Barrick destacó el impulso a los desarrollos social y económico que su actividad minera favorece en las comunidades aledañas a sus proyectos.

Barrick implementa más de 40 programas de desarrollo en los departamentos sanjuaninos de Jáchal e Iglesia, ambos en el área de influencia de Veladero. Como esta mina dista escasos kilómetros del lado argentino del proyecto binacional Pascua-Lama, Jáchal e Iglesia constituyen la misma zona de influencia de este último.

“La idea es seguir por esa senda”

“Si bien es cierto que la empresa aún tramita permisos sectoriales para Pascua-Lama y que los gobiernos chileno y argentino siguen negociando la fórmula tributaria a la que estará afecto el proyecto, la verdad es que desde la puesta en macha de Veladero la estructura de apoyo de Barrick al desarrollo de las comunidades en San Juan ya está consolidada y en pleno funcionamiento”, dijo Rodrigo Jiménez, director de asuntos corporativos de Barrick para Sudamérica. Y agregó: “La idea es seguir por esta misma senda”.

Hasta la fecha, más de 900 proveedores de bienes y servicios de San Juan han tenido algún tipo de relación comercial con Barrick, aspecto central de la política de apoyo al fomento productivo de las comunidades vecinas. Esto es lo mismo que desde hace varios años Barrick promueve en el valle del Huasco, en el lado chileno del proyecto Pascua-Lama. En esa zona, en la que a diferencia de San Juan no hay una mina contigua en operaciones, la empresa lleva adelante varias iniciativas de capacitación a potenciales proveedores locales. Más aun, maneja una lista con cerca de 700 personas con capacidad para prestar servicios cuando empiecen la construcción y posterior operación del proyecto, de los que 200 ya han tenido algún tipo de lazo con la compañía.

"Veladero, en definitiva, es un ejemplo vivo de que Barrick cumple sus compromisos de apoyo al desarrollo social en aquellas áreas vecinas a sus proyectos y operaciones”, explicó Jiménez. El ejecutivo, además, destacó que la responsabilidad social de la empresa está invariablemente ligada al mantenimiento de los más altos estándares ambientales, como demuestra la reciente certificación de esa operación en la norma internacional ISO 14.001.

“La ISO 14.001, que llegó pocos días antes de que la mina cumpliera dos años en operación, y las iniciativas en el ámbito comunitario son muestras de que la responsabilidad social de Barrick es integral. Por eso, cuando empiecen la construcción y, después, operación de Pascua-Lama las comunidades vecinas en Chile y Argentina pueden tener la tranquilidad de que seguiremos haciendo las cosas como hasta ahora, con el mismo compromiso”, señaló Jiménez.

Múltiples frentes de apoyo

Junto a los planes de trabajo con potenciales proveedores locales para el proyecto Pascua-Lama, Barrick implementa programas de desarrollo social en Chile, Argentina y Perú que van desde capacitaciones laborales hasta aportes para la mejora de la educación, la salud, la infraestructura, las técnicas de cultivo y crianza ganadera. Además, la compañía también se ocupa de favorecer el cuidado y la promoción de la cultura y tradiciones locales, con especial atención a los componentes indígenas, como ocurre con los diaguitas.