Lagunas Norte

Talleres de liderazgo para jóvenes huaracinos beneficiados con programa de becas

18/11/2009


Imagen foto_00000001
Taller de capacitación


Los 27 jóvenes de la provincia de Huaraz actualmente beneficiados con el programa de becas de educación superior que se financia con recursos del Aporte Voluntario de Barrick participaron recientemente en un taller titulado “Aprendiendo a manejar nuestras emociones”, iniciativa que quiere contribuir a su formación profesional mediante la capacitación en temas como autoestima, liderazgo, manejo de las emociones, equidad de género, violencia intrafamiliar y comunicación entre padres e hijos, entre otros aspectos.

El programa se inició en 2005 (a partir de 2008 se financia con el Aporte Voluntario de Barrick).  Desde entonces han egresado 24 jóvenes y actualmente, considerando a las promociones anteriores, son 59 los que estudian carreras como contabilidad, computación e informática, secretariado ejecutivo, mecánica de mantenimiento, mecánica automotriz, mecánica de automotores diesel y confecciones textiles. Los estudiantes proceden de los distritos de Independencia, Jangas y Taricá, en Huaraz, donde Barrick opera la mina Pierina. Todos ellos aprendieron técnicas que les ayudarán a mantener una actitud positiva que les será muy útil en aras de un desarrollo integral.

 

“Somos inteligentes, lo que nos falta es desarrollar nuestras capacidades y ponerlas al descubierto. A los demás (participantes) les pido más esfuerzo y más dedicación, ya que las comunidades y las ciudades somos iguales, todos somos inteligentes y podemos salir adelante”, dijo Elida Miranda Shuán, del caserío de Paccha, en la comunidad Santiago Antúnez de Mayolo y estudiante de secretariado ejecutivo en el instituto tecnológico José Marello, en Huaraz.

 

En Huaraz, además, Barrick ha apoyado la entrega de becas en alianza con la empresa Komatsu (compañía internacional proveedora de equipos mineros). Esto ha permitido que jóvenes huaracinos estudien durante dos años en el Centro de Entrenamiento Industrial y Minero de la Fundación Educacional Escondida, en la ciudad chilena de Antofagasta. A la fecha, dos jóvenes de las comunidades del entorno de la mina Pierina han concluido satisfactoriamente sus estudios y dos de ellos continuarán su formación hasta el año 2010.

 

Becas en La Libertad

 

Los jóvenes de la provincia de Santiago de Chuco beneficiados con el programa de becas universitarias de Barrick en el departamento de La Libertad también participaron recientemente en una serie de actividades especialmente diseñada para ayudar a los alumnos a fortalecer sus habilidades en aspectos como comunicación interpersonal, liderazgo y trabajo en equipo. Como en el caso de los jóvenes huaracinos, el objetivo fue contribuir a que se beneficien de una formación lo más integral posible.

 

Las capacitaciones para los jóvenes santiaguinos, que se realizaron en las instalaciones del seminario San Carlos y San Marcelo, en Trujillo, estuvieron a cargo de docentes de la Universidad Católica de Trujillo (UCT) y personal de Barrick. Los alumnos participaron en dinámicas grupales y asistieron a presentaciones sobre valores y claves para el éxito.

 

 El programa de becas universitarias en La Libertad se financia con recursos del Aporte Voluntario de Barrick en convenio con el Arzobispado Metropolitano de Trujillo y la Universidad Católica de la misma ciudad. La iniciativa beneficia a 24 jóvenes de escasos recursos económicos de la provincia de Santiago de Chuco, área de influencia de la mina Lagunas Norte, operación de Barrick en la sierra liberteña.

 

Para acceder a la beca, los jóvenes tienen que haber quedado, en función de sus calificaciones académicas, en el quinto superior de sus respectivas instituciones. Después, para mantener la beca mientras cursan las carreras universitarias, tienen que mantener un determinado promedio ponderado. Una vez que hayan finalizado sus estudios, los becados deberán realizar prácticas profesionales en su lugar de procedencia, compromiso que será adquirido al comenzar los estudios. Esta experiencia  les permitirá no sólo compartir sus conocimientos y experiencias, sino también ser agentes que impulsen el desarrollo de sus localidades.