Pascua-Lama

Trabajadores de Barrick Pascua-Lama y Zaldívar entregan computadores a menores del Centro Creser

16/10/2008

Imagen foto_00000001

Veinte menores del Centro Creser tendrán la posibilidad de usar dos modernos computadores y conectarse a Internet gracias al aporte de Barrick y al trabajo de voluntariado de los trabajadores del Proyecto Pascua-Lama y Barrick Zaldívar.

Desde el año 2005 que empleados de ambas compañías de Barrick apoyan a los 53 menores en riesgo social que acogen el Hogar Maravilla y el Centro Crecer. Estas entidades atienden a los menores de la provincia del Huasco, desde los 0 años hasta los 18 años de edad.
La donación complementa la entrega de dos computadores con conexión a Internet para los menores del Hogar Maravilla y las acciones de celebración de Fiestas Patrias que se efectuaron con los niños y niñas de ambos centros.

La directora del Centro Creser, Marianela Rodríguez, manifestó que esto “permitirá a todos los niños y niñas tener mayor acceso a Internet, a las tareas escolares, porque muchas veces están en desmedro de sus compañeros. También les permitirá tener acceso a otros programas que obviamente mejorarán sus calidad pedagógica, lo cual es muy importante, considerando que nuestros niños tienen harta complejidad en ese tipo de situaciones”.

La directora explicó que con esta donación habrá un antes y un después, ya que el Centro contaba con computadores muy antiguos que habían sido dados de baja en otras instituciones, y que, aunque tuviesen un router para acceder a Internet no podían configurarse y conectarse: “teníamos un solo computador con Internet, ahora pueden tener acceso una mayor cantidad de niños, podrán estar tres o cuatro niños en un computador con una atención más personalizada”, afirmó.

El superintendente de Desarrollo Sustentable y Relaciones Institucionales de Barrick, Henry Martínez, señaló “este tipo de apoyo muestra la voluntad de poder ayudar de manera desinteresada a quienes realmente lo necesitan, como en este caso, niños con alto riesgo social del valle del Huasco. Esperamos que este aporte signifique una real contribución, que permita equilibrar las oportunidades de acceso a herramientas para la educación a niños que presentan claras limitantes respecto a otros y también fomente la voluntad de nuestros empleados en este tipo de acciones”.